Cómo se hacen los paneles solares

Energía solar

Información sobre energía solar, paneles solares y células fotovoltaicas

La fabricación de paneles solares es un proceso delicado y es por esta razón los principales avances solares no entraron en juego hasta finales del siglo pasado, cuando los avances en semiconductores y en diseño fotovoltaico permitieron que las células solares fueran cada vez más eficientes y tuvieran un desarrollo más asequible.

Imagen de

Los paneles solares de silicio cristalino

Para fabricar los paneles solares es necesario cortar el silicio cristalino en pequeños discos con menos de un centímetro de espesor. Estos finos discos se pulen cuidadosamente y se tratan con la finalidad de reparar cualquier daño y eliminar cualquier brillo provocado por el proceso de corte. Tras el pulido, los dopantes, que son los materiales añadidos para alterar la carga eléctrica de una célula solar fotovoltaica o semiconductora y los metales conductores, se distribuyen a través de cada disco. Estos conductores deben quedar bien alineados en una fina capa de rejilla matricial en la parte superior del panel solar y se deben extender sobre una lámina plana y delgada sobre el lado orientado hacia la tierra.

Para proteger los paneles solares después de la transformación, se coloca una cubierta en la parte superior de la célula fotovoltaica hecha de una fina capa de vidrio. Una vez unida esta capa protectora de vidrio, el panel de casi terminado se une al substrato con un cemento caro y térmicamente conductor. Esta propiedad térmicamente conductora del cemento, impide que el panel solar se sobrecaliente. Cualquier energía sobrante que el panel solar no sea capaz de convertir en electricidad, sobrecalienta la unidad y reduce la eficiencia de las células solares.

A pesar de estas medidas de protección contra la tendencia de los paneles solares al recalentamiento, es vital que en el momento de instalar un panel solar, se tomen medidas adicionales para garantizar que el panel solar se mantenga fresco. La elevación de los paneles solares sobre el suelo permite la circulación de aire fresco por debajo del aparato.

Los paneles solares de silicio amorfo

Los paneles solares de silicio amorfo son una línea poderosa y emergente de la energía fotovoltaica, que difieren de la producción, la estructura y la fabricación de los sistemas fotovoltaicos tradicionales que utilizan silicio cristalino. Las células solares de silicio amorfo o las células de A-si, se desarrollan en un continuo proceso de rollo a rollo por aleaciones de vapor de silicio que se depositan en múltiples capas. Cada capa extremadamente fina está especializada en la absorción de diferentes partes del espectro solar. Estos paneles obtienen unos resultados sin precedentes en eficiencia y reducción de coste de los materiales (Las células solares A-si son más finas que sus homólogas cristalinas).

Algunos paneles solares amorfos se fabrican con una tecnología resistente a la sombra o con varios circuitos en el interior de las células, de modo que si una fila entera de células se encuentra completamente cubierta de sombra, no provocará una rotura del circuito y parte de la producción podrá ser salvada. Esta opción es especialmente útil cuando se realiza una instalación de paneles solares en un barco.

El proceso de desarrollo de paneles solares de silicio amorfo también los hace mucho menos susceptibles a la rotura durante el transporte o la instalación. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de dañar la importante inversión en una instalación fotovoltaica.

Artículos relacionados con Cómo se hacen los paneles solares